sábado, 27 de septiembre de 2008

APOYAMOS A LA CGT,PUNTO POR PUNTO HASTA LA ÚLTIMA COMA...........


Manifiesto:
Desde hace años se está desmantelando y privatizando la red de servicios públicos que nos pertenecen a todos y todas, y que hemos ido consiguiendo tras mucho esfuerzo y lucha tanto de la sociedad como de la clase trabajadora.
La privatización, bajo cualquiera de sus formas, es un ataque a nuestro derecho a disponer de unos servicios públicos universales y de calidad (municipales, sanitarios, educativos, sociales, transporte, correos, agua, vivienda, comunicaciones…) que garanticen unas cotas mínimas de bienestar social para la totalidad de la población.
Los administradores públicos de todos los colores políticos, en complicidad con las empresas y los sindicatos institucionales, pactan día a día, a espaldas de la sociedad y contra sus intereses, la privatización de todos estos servicios públicos en busca de beneficios, convirtiéndolos en un negocio y dejando de ser un derecho. Ésta es la norma del neoliberalismo: los servicios públicos son un sector más con el que ganar dinero, que los paguen quienes tengan dinero y el resto de ciudadanos y ciudadanas que sufran.
La integración en la Unión Europea está significando asumir las directivas neoliberales que atacan directamente al mantenimiento de los servicios públicos como, por ejemplo, la directiva Bolkestein, según la cual todos los servicios públicos deberán liberalizarse y someterse a las leyes del mercado capitalista, al criterio de la competitividad y el beneficio empresarial. Así, tras una planificada campaña de desprestigio y deterioro de los servicios públicos, se procede a la privatización.
La argumentación para privatizar siempre está basada en la farsa de que lo privado funciona mejor que lo público cuando la realidad de todo proceso privatizador es: pérdida de empleo, precariedad de los nuevos contratos, pérdida de derechos laborales, sociales y económicos, una mayor explotación y el encarecimiento para la ciudadanía del propio servicio.
Desde CGT nos rebelamos y seguimos luchando por:
· Mantener y mejorar los servicios públicos y sociales universales y de calidad bajo gestión pública. Recuperar los servicios externalizados y/o privatizados.
· Garantizar un acceso objetivo y transparente al empleo público, con unas condiciones laborales, sociales y económicas dignas: A igual trabajo, igual salario. Erradicación de la cada vez más elevada precariedad laboral en los servicios públicos y sociales.
· Recuperar el poder adquisitivo perdido en los últimos años por los trabajadores públicos, mediante aumentos lineales, y la instauración por ley de la cláusula de revisión salarial.
· Aumento significativo del gasto y empleo público, y de los servicios sociales y de protección a los colectivos más desfavorecidos, en contraprestación a los daños sociales originados por las políticas neoliberales.
CGT defiende lo público porque:
· El objetivo de lo público es la rentabilidad social, no es económico y persigue la satisfacción de las necesidades de las personas mientras que lo privado busca el beneficio económico del empresariado.
· Lo público busca la protección social y la redistribución de la riqueza de forma colectiva mientras que lo privado busca la rentabilidad, la eficacia y la competitividad desde el interés individualista. Lo público garantiza derechos salariales, laborales, sociales, reparto de la riqueza, una mayor justicia, igualdad y solidaridad social mientras que desde lo privado no hay redistribución social.
· Privatizar un servicio público significa reconocer el fracaso de la gestión de esa administración pública por lo que la receta es la dimisión de esos gestores públicos más que la privatización.
Por unos servicios públicos, sociales y de calidad:
¡No a las privatizaciones!
¡No a las externalizaciones!
¡No a la degradación de los servicios públicos!
¡No a la precariedad laboral!

No hay comentarios: