viernes, 9 de mayo de 2008

PROGRAMA 2007 EMPLEO PÚBLICO


miércoles 25 de abril de 2007
Los verdes de Alcorcón en defensa del sector y empleo público.


Juan Carlos Martínez
(candidato a la Alcaldía de Alcorcón)
tlf:659.906.570 (Juan Carlos Martínez)

Los Verdes de Alcorcón en defensa del sector y empleo público
Los verdes hemos incluido a reconocidos sindicalistas en nuestras listas para las elecciones del 27-M.

1. PROPONEMOS

***LOS VERDES DE ALCORCON ABOGAMOS POR DECLARAR NON GRATAS A LAS EMPRESAS DE TRABAJO TEMPORAL EN EL MUNICIPIO DE ALCORCÓN.

***LOS VERDES DE ALCORCON ABOGAMOS POR LA JORNADA LABORAL DE 35 HORAS POR LEY.

***LOS VERDES DE ALCORCON ABOGAMOS POR GUARDERIAS PÚBLICAS EN POLÍGONOS INDUSTRIALES PARA TRABAJADORES DE LAS EMPRESAS SITAS EN LOS MISMOS.

***LOS VERDES DE ALCORCON ABOGAMOS POR FACILITAR PRACTICAS PARA LOS JÓVENES EN EMPRESAS PÚBLICAS.

***LOS VERDES DE ALCORCON ABOGAMOS POR UNA ORIENTACIÓN LABORAL Y LA FORMACIÓN A LOS DESEMPLEADOS A TRAVÉS DE LA LABOR DE ORIENTADORES PROFESIONALES DE MODO GRATUITO.

***LOS VERDES DE ALCORCON ABOGAMOS POR INCENTIVAR A LAS EMPRESAS QUE ADMITAN ASESORAMIENTO PÚBLICO EN PREVENCIÒN DE RIESGOS LABORALES Y MEDIOAMBIENTE

***LOS VERDES DE ALCORCON ABOGAMOS POR PROGRAMAS DE BOLSAS DE EMPLEO PARA LA INSERCIÓN DE JÓVENES.

***LOS VERDES DE ALCORCON ABOGAMOS POR EL INCREMENTO LOS PROGRAMAS DE FORMACIÓN PARA JÓVENES QUE BUSCAN SU PRIMER EMPLEO.

2. DENUNCIAMOS Y PROPONEMOS




Denunciamos que el Gobierno PSOE-IU ha dejado parte de la administración del Patronato Deportivo Municipal a una entidad privada y ha despedido a trabajadores públicos cuando los sindicatos lo denunciaron e hicieron huelgas masivas.

LOS VERDES DE ALCORCON DEVOLVEREMOS LOS TRABAJOS A LOS TRABAJADORES DESPEDIDOS Y VOLVEREMOS A PONER LA ADMINISTRACIÓN DEL PDM EN MANO PÚBLICAS.


Denunciamos que el gobierno PSOE-IU no ha reconocido las prácticas antisindicales del ayuntamiento PSOE-IU por las que éste ha sido condenado por la justicia. PSOE-IU pretendían restringir cuestiones ya negociadas en el convenio colectivo, y discriminar firmándolo a espaldas del sindicato mayoritario, CCOO.



LOS VERDES DE ALCORCÓN CONTAREMOS EN TODO MOMENTOS CON LOS SINDICATOS PARA CUALQUIER TOMA DE DECISIÓN.

miércoles, 7 de mayo de 2008

PROGRAMA DE LOS VERDES-GRUPO VERDE



Los Verdes - Grupo Verde pretende incidir en la sociedad y transformarla de acuerdo con los nuevos valores que representan los movimientos sociales ecologistas, pacifistas, feministas y de solidaridad.

Su actividad se guía por los principios de la ecología política. La aplicación de estos principios debe conducirnos a un modelo de desarrollo sostenible, equitativo y solidario, a una sociedad más justa, que garantice la protección de la naturaleza y su biodiversidad, la igualdad de oportunidades, la paz, las libertades ciudadanas y los derechos humanos.

Para alcanzar estos objetivos proponemos:





Reconciliar a la humanidad con la naturaleza.
La humanidad ha llegado demasiado lejos en su soberbio desprecio hacia la naturaleza a la que pertenece y de cuyas leyes no puede librarse. Lo que diferencia nuestra época de las precedentes es que las sociedades humanas han llegado a poseer la capacidad de provocar catástrofes ecológicas a escala planetaria. Urge inaugurar unas nuevas relaciones entre el ser humano y la naturaleza, presididas por la armonía y el respeto.
Parar el cambio climático: la creciente concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera está provocando un cambio climático que amenaza la supervivencia de la vida sobre la Tierra. En el siglo XX se ha producido un aumento promedio de entre 0,3 y 0,6 grados centígrados y según los científicos climatólogos la temperatura media podría elevarse 3,5 grados durante el próximo siglo si no se adoptan medidas para reducir la contaminación. A pesar del Protocolo de Kioto (diciembre del 97), algunos países, y en particular los Estados Unidos, no están dispuestos a aplicar medidas eficaces para detener el cambio climático. En el caso español, el cambio climático puede acarrear procesos de desertización y sequías crónicas que quizás estén ya en curso. Los Verdes - Grupo Verde creemos que no tomar medidas urgentes en el sentido de disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero es una política suicida que aboca al país a la desertización.
Parar la destrucción del ozono estratosférico: al igual que en el caso anterior nos hallamos ante un fenómeno global que debe atajarse con medidas globales y urgentes. El gobierno español debe promulgar una legislación que evite la producción, utilización y consumo de sustancias contaminantes destructoras de la capa de ozono.
Proteger el ciclo del agua: El agua es el primer y principal problema ecológico de España. Siendo imprescindible para la vida y un bien cada vez más escaso, se promueve su despilfarro. Los Verdes - Grupo Verde rechazamos la política de soluciones límite (presas y trasvases), que sólo pretende reforzar los negocios de las grandes constructoras. Por el contrario apostamos por políticas que favorezcan el uso racional del agua, la recuperación de las cuencas y acuíferos y la depuración y el reciclaje de las aguas residuales.
Las aguas costeras a su vez se encuentran gravemente contaminadas y sobreexplotadas en su riqueza pesquera. Los Verdes - Grupo Verde propondremos medidas tendentes a la conservación de nuestra riqueza litoral: moratorias de pesca, planes de depuración de aguas residuales utilizando energías y tecnologías renovables, exigencia de doble casco en los petroleros, etc.
Reforestar, parar los incendios: El monte es reserva biológica, defensa frente a la erosión, paisaje, protección de la agricultura y la ganadería, sostén de economías diversificadas y tradicionales, cuna de ríos y arroyos y reserva de agua. Los Verdes - Grupo Verde consideramos que la política actual de la administración es totalmente insuficiente en la protección de nuestros bosques y exigimos una política de reforestación con especies autóctonas mediante plantación directa y generosas ayudas a los agricultores. En el terreno de los incendios forestales, en gran parte intencionados con el objeto de obtener terreno para urbanizar, terreno para pastos o simplemente madera quemada, propugnamos una política que vaya a la raíz del problema y no se quede en los medios técnicos para combatir los incendios (medios que en todo caso hay también que potenciar). Una serie de medidas básicas en ese sentido son: prohibición de la comercialización de la madera quemada, regularización y control de la recalificación y cambio de uso del terreno quemado, obligatoriedad de la reforestación con especies autóctonas...
Restringir la caza: Si ésta fue una actividad tradicional, la explosión demográfica y la proliferación de las armas de caza (casi tres millones), la han convertido, junto con la extensión de la agricultura química, los pesticidas, incendios, desecación de humedales, etc., en una de las causas de la extinción de las especies silvestres. Por otra parte, la proliferación de los cotos industriales, disculpa para cazar todo el año, está llevando también a la extinción de las especies silvestres por la competencia de especies exóticas introducidas con fines cinegéticos. Los Verdes - Grupo Verde propugnamos la ampliación de vedas, un control estricto de la caza deportiva y la desaparición de los cotos industriales.
Restringir la pesca: La pesca es uno de los recursos naturales con mayor importancia económica, pero se encuentra gravemente sobreexplotado. La preservación de esa riqueza pasa por una gestión ecológica del medio natural, que implicaría la adopción de distintas medidas, tales como prohibición de trasmallos, boliches, redes de enmalle a la deriva y otras artes destructivas. Moratoria de 10 años para la pesca submarina litoral. Vedas rigurosas en época de desove y paros biológicos periódicos.
Proteger a los animales: El desprecio y la falta de respeto hacia los animales son constantes y se ponen de manifiesto en multitud de festejos populares, fomentados por la Administración, en los que los animales son víctimas de todo tipo de torturas. Toros, vaquillas, cabras, cerdos, asnos, gansos, gallos, etc. mueren violentamente en las calles y plazas de nuestros pueblos, en espectáculos degradantes y reaccionarios. La tortura no es arte ni cultura, por ello Los Verdes - Grupo Verde nos pronunciamos por la regularización de estos festejos que implican crueldad con los animales y contra la subvención de los mismos.
Además de ello, Los Verdes - Grupo Verde nos manifestamos en contra de la experimentación con animales y la cría en batería, y potenciaremos su regulación aplicando criterios ecológicos, favoreciendo alternativas como la experimentación con cultivos celulares o las granjas ecológicas.

Economía ecológica
El crecimiento económico, expresado en términos de crecimiento del PIB, no figura entre los objetivos económicos de Los Verdes - Grupo Verde, por entender que se trata de un indicador falso que es incapaz de tener en cuenta factores tales como el agotamiento de los recursos naturales o la contaminación ambiental, cuya incidencia en la calidad de vida es a menudo superior a la del mero «crecimiento económico».
El desarrollo ecológicamente sostenible es el objetivo de la política económica verde, entendido como aquel modelo de desarrollo económico que garantice una creciente calidad de vida para el conjunto de la humanidad, sin comprometer la calidad de vida de las generaciones venideras, ni la conservación del planeta. En los países del «Norte», desarrollo sostenible puede significar decrecimiento económico, medido en términos del PIB, pero aumento en la calidad de vida.
Reciclar, reutilizar, recuperar: El desarrollo ecológicamente sostenible como objetivo económico implica introducir el concepto de economía circular en la planificación económica. Por economía circular entendemos un sistema de producción, distribución y consumo que recicle y reutilize en cada fase los residuos de la fase anterior, usando como motor del proceso energías y recursos renovables. La incineración que transforma los residuos en venenos químicos e impide su reciclaje debe ser sustituida por planes ecológicos de gestión de residuos basados en la penalización del embalaje no reutilizable, la selección de las basuras en origen y el reciclaje.
Planificación democrática de la economía: Defendemos que en la planificación económica participen, en pié de igualdad, junto a los agentes tradicionales (gobierno, empresarios, sindicatos), otros agentes sociales tales como ONG‘s, organizaciones ecologistas, feministas y de consumidores para que temas tales como la solidaridad con el Tercer Mundo, la conservación del medio ambiente, el trabajo no remunerado, la calidad de vida no traducible en renta, la calidad de los productos, etc. queden reflejados en los objetivos de la planificación.
Reconversión ecológica de la industria, utilización de energías renovables: Cuando se examina el actual sistema industrial desde el punto de vista de la ecología política, aparece como un sistema primitivo e imperfecto de intercambio de materia y energía con el entorno. Por decirlo con una imagen pedagógica, es como si la vida sobre la Tierra se hubiera quedado en su fase primitiva, antes de descubrir que era posible extraer energía del sol mediante fotosíntesis, para sintetizar la materia orgánica, la propia vida. Al igual que la vida en su fase más primitiva, el actual sistema industrial extrae energía de recursos agotables (petróleo, carbón, uranio...), consume materias primas a un ritmo superior al de su renovación (tala de bosques, sobreexplotación del agua dulce...) y produce desechos contaminantes que es incapaz de reutilizar (gases de efecto invernadero, CFCs, residuos radiactivos...). Mientras sigamos con ese sistema industrial, basado en la extracción y la contaminación, la humanidad caminará por el filo de la navaja.
Los Verdes - Grupo Verde creemos que es necesario redescubrir la fotosíntesis a escala social. Necesitamos un programa energético de transición hacia un sistema de producción de energía basado en las energías renovables (sol, eólica, mareas, geotérmica...). No olvidemos que el sol envía sobre las partes emergidas de la Tierra en unas semanas una energía equivalente a todas las reservas fósiles conocidas. Tampoco hay que olvidar que la tecnología de aprovechamiento de energías renovables está disponible tanto en la utilización directa (para calor doméstico e industrial, electricidad, etc...), como indirecta (mediante almacenamiento hidraúlico, síntesis de combustible-hidrógeno-solar-, etc.). Dicho programa de transición debe comenzar por el abandono urgente de la energía nuclear, la reconversión de las centrales térmicas y una política prioritaria para el fomento del ahorro energético, la cogeneración y el impulso a las energías renovables activas (solar, eólica...) y pasivas (arquitectura bioclimática).
Los Verdes - Grupo Verde creemos necesario también aplicar el concepto de economía circular al funcionamiento del sistema industrial. Se precisa una planificación que tienda a cerrar los ciclos de los materiales en el sistema, reutilizando los desechos de una rama industrial con materias primas de otras y prohibiendo o grabando mediante tasas ecológicas aquellos procesos industriales y comerciales más contaminantes.
Agricultura ecológica frente a agricultura química: El sistema agrícola mundial, basado en el abuso de los abonos químicos y pesticidas está llevando a una situación en la que, en el Norte desarrollado se producen excedentes alimenticios a costa del deterioro irreversible de los suelos, mientras que la agricultura tradicional del tercer mundo desaparece, al no poder competir con los productos más baratos de la agricultura química del Norte, abocando a las poblaciones del Sur al hambre y a vivir de la beneficencia de los países ricos. Frente a la agricultura que sólo busca aumentar la producción a costa de lo que sea (generalmente a costa de mineralizar y degradar los suelos), Los Verdes - Grupo Verde propugnamos una agricultura (o cultura de la tierra) orientada hacia una producción de calidad para el mercado interior. De ese modo no sólo garantizamos la conservación de los recursos agrícolas (suelo, agua, diversidad de especies...), sino que permitimos el mantenimiento de formas similares de agricultura en el Sur, acabando así con una de las causas del hambre en el planeta. Los Verdes - Grupo Verde propugnamos una política agraria que priorice la calidad y la conservación, en lugar de la cantidad como hasta ahora, evitando la producción crónica de excedentes. Los agricultores deben estar seguros de que su labor en beneficio de la conservación del suelo, el agua, la variedad de las especies, etc., va a ser valorada por la sociedad, mediante subvenciones específicas. Dichas subvenciones deben igualmente ser retiradas de las prácticas agrícolas excedentarias y/o contaminantes de los recursos agrícolas.
Los Verdes - Grupo Verde nos oponemos a la producción y comercialización de alimentos trasgénicos por considerarlos una amenaza para la salud y para la biodiversidad, y proponemos una moratoria que impida la importación y/o comercialización de estos productos en tanto no se disponga de información suficiente para evaluar sus efectos a largo plazo.
Priorizar el transporte público: El caos de tráfico en las ciudades, los perniciosos efectos del CO2 y otros gases emanados de los tubos de escape de los coches y el agotamiento de los recursos petrolíferos acabarán con el uso masivo de este medio de transporte. Podemos afirmar que si se mantiene aún la supremacía del vehículo privado es por los poderosos intereses de la industria del automóvil. Pero ceder a los intereses de ésta, elaborando planes de transporte basados en las autopistas y autovías, significa practicar una política irresponsable que nos abocaría en el plazo de unas décadas a acometer una reconversión de la industria automovilística similar a la que están padeciendo otras ramas industriales. Los Verdes - Grupo Verde apostamos por una política racional de transporte, basada en el ahorro energético y de materias primas: potenciar el ferrocarril frente a las autovías, el transporte público y la bicicleta en las áreas metropolitanas, y sobre todo, reivindicar la producción para mercados locales (ver agricultura) y un urbanismo autocentrado (ver urbanismo).
Proteger el pequeño comercio: Aunque la rentabilidad económica del pequeño comercio sea menor que la de las grandes superficies comerciales, la rentabilidad global, cuando se tienen en cuenta los consumos en materias primas, en transporte, etc., es mayor. Por ello propugnamos la subvención y protección del pequeño comercio y los servicios a escala local.
Potenciar el turismo rural, evitar el turismo de masas: Nos oponemos al turismo de masas que amenaza con destruir el litoral español. Creemos necesario diseñar una nueva política turística basada en el respeto a las tradiciones locales, impidiendo la creación de núcleos turísticos separados de los núcleos de población tradicionales, elaborando normas urbanísticas y de conservación especiales para las zonas con mayor presión turística y potenciando el alojamiento en pequeños y medianos establecimientos mediante la gestión informática de las reservas desde organismos públicos o privados concertados.
Implantar una fiscalidad verde: Los Verdes - Grupo Verde propugnamos un sistema fiscal más justo desde el punto de vista ecológico y social.
- Desde el punto de vista ecológico propugnamos la generalización de los impuestos verdes sobre aquellas actividades económicas que incidan negativamente en el medio ambiente (agricultura química intensiva, energías fósiles...), y la disminución o exención de impuestos sobre aquellas actividades que incidan positivamente (agricultura ecológica, energías renovables...)
- Desde el punto de vista social propugnamos la disminución de los impuestos indirectos como el I.V.A. y otros, compensada por el aumento de los impuestos directos sobre el patrimonio y los beneficios de las sociedades.

Proteger y ampliar los derechos sociales
Los Verdes - Grupo Verde rechazamos cualquier tipo de darvinismo social, cualquier tipo de teoría que trate de justificar el mantenimiento de las desigualdades sociales como motor del desarrollo económico. Apostamos por la solidaridad con la especie humana y el planeta.
Garantizar el derecho al trabajo y al ocio: El problema del paro no es un problema que pueda resolverse con «crecimiento económico» sin más. Los Verdes - Grupo Verde nos oponemos a toda política que trate de combatir el paro con medidas tendentes a acelerar el crecimiento del PIB, por ineficaces. Aún más, nos oponemos a las políticas que pretenden alcanzar dicho crecimiento «flexibilizando» el mercado laboral, por antisociales además de ineficaces. Los Verdes - Grupo Verde proclamamos que, en una sociedad cada vez más tecnologizada, el tiempo de trabajo asalariado tiene que disminuir en proporción a la disminución del tiempo preciso para producir los bienes necesarios para el consumo humano, valorándose más el tiempo de ocio que el consumo de bienes como medida de la calidad de vida. En caso contrario iríamos hacia una sociedad que agotará rápidamente los recursos disponibles del planeta, contaminándolo hasta la muerte con los desechos. Trabajar menos para trabajar todos es la alternativa verde al paro, al consumo desaforado de recursos naturales y a la contaminación. Trabajar menos para trabajar todos implica la reducción de la jornada laboral (en cualquiera de sus formas: reducción directa, trabajo compartido, año sabático...), con reducción del sueldo proporcional según una escala variable que favorezca a los salarios más bajos. Nos pronunciamos a favor de una ley que implante la semana laboral de 35 horas.
Derecho a una vivienda digna: La proliferación de "segundas viviendas" amenaza con destruir los pocos espacios naturales que aún quedan. Millones de personas, sobre todo jóvenes, carecen de vivienda propia. Tras la especulación urbana propiciada por el abandono de cualquier política de construcción de viviendas de protección oficial, se da la paradoja de que sobran viviendas, mientras que la mayor parte de la población carece de medios para acceder a una vivienda digna. Aumentar la oferta de VPOs debe ser una de las prioridades del gobierno. Junto a ello, proponemos la creación de parques públicos de vivienda en alquiler y una política tendente a la reutilización de las viviendas deshabitadas, mediante un impuesto progresivo que pueda llegar a la expropiación. Finalmente, Los Verdes - Grupo Verde nos pronunciamos a favor de una política de rehabilitación de los cascos históricos que garantice en todo caso el mantenimiento de la población original.
Derecho a un entorno urbanístico humano: Ya no es posible seguir desarrollando políticas de vivienda sin preocuparse del entorno urbanístico, creando grandes colmenas y barrios dormitorio que son fuente de marginación y desarraigo. El concepto básico del nuevo urbanismo debe ser el derecho a la centralidad. Por tal entendemos el derecho de todo ciudadano a poder desarrollar su actividad básica (trabajo, relación, compras, diversión...) a una distancia humana (que pueda recorrerse a pie o en bicicleta) de su casa.
Derecho a la salud: Los Verdes - Grupo Verde entendemos la salud como algo global, que incluye la salud del medio que nos rodea y nos influye. Así concebida, la salud es un derecho y un deber. La política de Los Verdes - Grupo Verde en materia de salud consiste en hacer hincapié en la medicina preventiva, la salud ambiental, así como en potenciar las medicinas naturales o complementarias, reconocidas como opción válida por encima de los intereses de la industria farmaceútica.
Los Verdes - Grupo Verde nos pronunciamos por una política de salud desmedicalizada y responsable, que dé lugar a una cultura de la salud que englobe los efectos sobre ésta de las políticas mediombientales y las incluya. Educación para la salud, promoción para la salud y autogestión de la salud, son los ejes de esta política.
Propugnamos la atención médica gratuita para todos (incluyendo a los inmigrantes) a cargo de la Seguridad Social, con independencia de su cotización o no, la inclusión de las medicinas blandas o naturales en la Seguridad Social. Asimismo nos pronunciamos a favor de la creación de centros específicos para embarazos y partos, que acaben con la consideración del embarazo como algo asimilable a una «enfermedad».
Derecho a una educación útil y responsable: Todas las reformas educativas se han fijado mucho más en la forma que en el contenido de la enseñanza. Sin despreciar los avances de la pedagogía, Los Verdes - Grupo Verde consideramos que difícilmente va a ser posible diseñar un buen sistema educativo sin considerar los contenidos más básicos para la vida cotidiana. Abogamos por la introducción en los escalones inferiores del sistema de materias fundamentales para la vida cotidiana, tales como salud, ecología y medio ambiente, legislación y derechos de los ciudadanos, tecnologías básicas...Por otra parte, toda reforma progresista de la enseñanza debe pasar antes que nada por una reducción del número de alumnos por aula, que no debe ser superior a 20. Creemos necesario dignificar todas las ramas del sistema educativo, acabando con su estructura piramidal, que sólo sirve para provocar cuellos de botella en la cúspide de la pirámide (la universidad), y desinterés por otras ramas socialmente menos valoradas.
Creemos necesaria además la creación de una red de educación y formación permanente, con la incorporación de las nuevas tecnologías multimedia, que permitan un reciclaje continuo a todos los niveles y ofrezcan un programa de educación permanente a la medida de cada persona, según sus necesidades, lo que contribuiría a superar la concepción del sistema educativo como sistema de selectividad social.
Derecho a formas de vida autodeterminadas: La libertad y la responsabilidad son el fundamento de la ciudadanía. Pero no puede existir libertad si las condiciones mínimas de subsistencia no están garantizadas. Proponemos un subsidio social garantizado para jubilados, enfermos, parados o necesitados de ayuda, independiente de la cotización o no a la Seguridad Social. Asimismo somos partidarios de reconocer la libertad responsable de todos los ciudadanos en temas tales como la opción sexual y otros temas socialmente tabúes. El ejercicio de las libertades individuales debe incluir también la eutanasia y el consumo de drogas, que no debe estar sometido a ningún tipo de penalización legal.

Democracia e igualdad
La profundización de la democracia como actividad cotidiana es uno de nuestros principales objetivos políticos. Creemos necesario instaurar formas de democracia progresivamente más directas que supongan una cada vez mayor implicación de la ciudadanía en la gestión social, junto con una estructura federativa del poder político que haga eficaz y posible dicha participación. Aunque defendemos la actual democracia representativa como una conquista irrenunciable, no podemos conformarnos con el modelo imperante de democracia de mercado, que reduce la participación de la mayoría de los ciudadanos en la gestión de la comunidad a elegir cada cuatro años entre una serie de ofertas políticas gestadas a sus espaldas por aparatos altamente profesionalizados. Es preciso ir más allá, construir una democracia más avanzada y participativa.
Luchar contra la corrupción: El poder corrompe, de siempre se ha sabido. Y cuando el poder lo ejercen profesionales que se juegan su razón de ser y su subsistencia económica a cada elección, la corrupción puede alcanzar cotas como las actuales. Los Verdes - Grupo Verde propugnamos la austeridad como norma de comportamiento político, y la rotación de los cargos electos como antídoto contra la corrupción. Limitar los gastos electorales y desprofesionalizar la política es nuestra alternativa.
Democratizar el Estado: Los Verdes - Grupo Verde defenderemos toda medida tendente a aumentar el control y la participación de los ciudadanos en la gestión de la Comunidad. Asimismo defenderemos la reforma del sistema electoral para hacerlo más proporcional, una ley de referéndums vinculantes y una ley de iniciativa legislativa popular menos restrictiva.
Democratizar la economía: La democratización no debe detenerse a la puerta de las empresas. Defendemos la planificación democrática de la economía con participación de nuevos agentes sociales: ONG‘s, grupos ecologistas, feministas... En el marco de cada empresa defendemos la participación de los trabajadores en la gestión de la misma y las iniciativas de economía social.
Defender las libertades: Las libertades públicas (expresión, manifestación, movimiento, opción sexual...) son la base del sistema democrático. Hoy en día sin embargo se encuentran cada vez más restringidas por el Estado. Los Verdes - Grupo Verde propugnamos profundizar en las libertades. En el caso concreto de la libertad de expresión, creemos que el equivalente actual de lo que fue en el siglo XIX la libertad de prensa, como reivindicación democrática fundamental, es la libertad de ondas. Reivindicamos una legislación no restrictivas que permita la existencia de cadenas de televisión y radio libres.
Plurinacionalismo y plurilinguismo: Nos pronunciamos a favor de una Europa organizada políticamente en torno a eco-regiones. De ese modo propugnamos un nuevo marco administrativo de base territoral, cultural y ecológico, que supere el estrecho marco de la autoafirmación racial y los nacionalismos excluyentes, sin caer en el cosmopolitismo uniformizador.
Mujer: Nos declaramos plenamente identificados con la transfomación radical de lo político que ha traído el movimiento feminista. Asumimos el feminismo como un movimiento emancipador tanto del género femenino como del masculino. Borrar las discriminaciones impuestas por la sociedad entre los roles masculino y femenino, sin renunciar a la difencia hombre-mujer, es el objetivo de nuestra política.
La feminización de la sociedad: Insistimos en que hoy, en el entorno europeo, una vez conseguido el igualitarismo formal (mujeres que acceden a ámbitos históricamente masculinos), es preciso demandar con mayor énfasis la feminización social: que los hombres asuman valores femeninos y que tales valores sean reconocidos por la sociedad.
La mezcla de roles: Los Verdes - Grupo Verde proclamamos que los roles masculino y femenino son construcciones sociales que pueden y deben ser relativizadas. Que los hombres asuman las tareas históricamene reservadas a las mujeres al igual que hoy se acepta que las mujeres puedan realizar tareas históricamente "masculinas".
El reconocimiento del trabajo no remunerado en el hogar: En el marco de una mezcla de roles, reivindicamos el reconocimiento del trabajo no remunerado del hogar como fuente de derechos económicos, con el objeto de que estas tareas, históricamente consideradas como femeninas, ocupen un rango de igualdad con otras tareas históricamente «masculinas».
La igualdad real: Para garantizar la igualdad real entre los géneros creemos necesaria una ley anti-discriminación de ámbito laboral, política y social, de aplicación en todos los ámbitos de la administración y la empresa. Asimismo creemos necesaria una Ley de Publicidad que prohiba la publicidad sexista. Programa para la implantación de un lenguaje no-sexista en la educación.
La autorresponsabilidad de la mujer ante su propio embarazo: Legislación de plazos que garantice el derecho de las mujeres a decidir libremente la continuación o interrupción del embarazo.
Construir un mundo sin fronteras: No se pueden poner puertas al campo. Existe o puede existir una pseudoecología reaccionaria. Es aquella que promueve el "apartheid" entre el Norte rico y poderoso y el Sur pobre y arrollado. Es aquella que se esconde tras las propuestas de imponer un desarrollo limitado al Sur para que los del Norte podamos seguir despilfarrando y contaminando. Frente al darvinismo social Los Verdes - Grupo Verde proclamamos la solidaridad entre la especie humana.
Desarme y desmilitarización: Los Verdes - Grupo Verde estamos contra el unilateralismo y las guerras preventivas. Abogamos por una política de desarme paulatino de los Estados y apostamos por el diálogo como medio de resolución de los conflictos. En el futuro no debería haber más que una fuerza disuasiva en manos de unas Naciones Unidas reformadas y democratizadas. Mientras tanto es preciso reducir los efectivos militares de los Estados, cuyos gastos militares no deberán sobrepasar el 1% del PIB. Es necesario prohibir totalmente la exportación de armas, reconvirtiendo la industria militar.
Una Europa pacífica, multirracial, multicultural y democrática: La construcción europea no debe desembocar en la creación de una nueva gran potencia militar. Propugnamos una Europa de los ciudadanos/as, los pueblos y las regiones, que garantice los derechos de las minorías. El Parlamento Europeo deberá redactar una Constitución Europea que permita ir superando los Estados y la burocracia de la administración comunitaria.
Una economía mundial pacífica y solidaria: En la actualidad, al intercambio desigual entre los países del Norte y del Sur, se une el expolio ecológico que traslada las actividades más depredadoras y contaminantes del Norte al Sur. Aparte de medidas tales como dedicar porcentajes cada vez mayores del PIB a ayuda al tercer mundo (al menos el 1%) , es necesario caminar hacia un nuevo orden económico mundial más justo, impidiendo el saqueo organizado de los recursos naturales del Sur, mediante acuerdos internacionales y una regeneración más justa del GATT.
Reconocer la deuda con el Tercer Mundo, pagar la deuda: En ese marco, es preciso empezar a reconocer que no es el Sur el que tiene una deuda con el Norte, sino al revés. La deuda contraída por el Norte con el Sur se basa en la explotación continuada de los recursos naturales del Sur, en que se sustentó y se sustenta el desarrollo económico del Norte. Reconocer esa deuda y condonar la deuda externa financiera del Sur hacia el Norte es el primer paso hacia un orden económico mundial más justo.
Una política de fronteras abiertas: Aunque no pensamos que la emigración (legal o no) sea la solución a los problemas de subdesarrollo del Sur, creemos que ésta es consecuencia de la discriminación económica a la que dichos países se ven sometidos desde el Norte desarrollado. Por ello los países del Norte tenemos una inmensa deuda de solidaridad con el Sur. Para pagarla son necesarias políticas a largo plazo como las esbozadas arriba. Pero ello no debe hacernos olvidar la penosa situación en que viven los actuales inmigrantes. Por todo ello y con independencia de que creamos que la situación definitiva va a venir como consecuencia de un orden mundial más justo, Los Verdes - Grupo Verde defendemos, aquí y ahora, una política no represiva hacia los inmigrante, que incluya:
- Derecho a viajar y elegir libremente el lugar de residencia.
- Entrega de permisos de residencia para los inmigrantes que lo soliciten.
- Derecho a voto en las elecciones para todos los residentes.
- Derecho al reagrupamiento familiar.
- Derecho de asilo por razones económicas.
- Equiparación de derechos sociales para todos los residentes.
Derecho a la objeción: Los Verdes - Grupo Verde defendemos el derecho de objetar aquellas imposiciones legales que legitimen la violencia o la promuevan. Defendemos, en estos casos, el derecho a la objeción de conciencia laboral, fiscal y militar, sin que ello signifique discriminación alguna o restricción de derechos civiles.