domingo, 25 de enero de 2009

El vendaval arrasa muchos árboles dañados en Alcorcón


Vemos como los árboles de la especie olmo de siberia ,nombre cientifico Ulmus pumillas, van sufriendo las exageradas podas anuales ,también algo menos lo plátanos de paseo o platanus hipanica.
También vemos por la cantidad de cementación y destrucción de los parques la perdida de humidificadores naturales y la preocupante DESAPARICIÓN de árboles longevos ,practicamente la media de edad de los árboles en Alcorcón son de apenas 20 años ,con lo cual este municipio no es buen sumidero de Co2
La consecuencia de las podas extremas ponen en riesgo la longevidad de los árboles generando stress y afectan directamente sobre la capacidad de resistencia a las plagas porque se exponen tejidos que normalmente no están al alcance de patógenos. Hay que saber cuándo y cómo podar y fundamentalmente hay que desterrar la cultura del viejo podador que obraba por costumbre, por una cuestión de estética o porque molestan las hojas.
Tratamiento de Heridas La savia, las gomas y resinas de los árboles son sus medios naturales de defensa ante la invasión de agentes patógenos. Aunque su aspecto no es agradable, la savia que fluye de las heridas de poda no suele ser perjudicial; sin embargo, el “sangrado” excesivo puede debilitar los árboles.Cuando un roble o un olmo sufre heridas en una época crítica del año (generalmente la primavera en el caso del roble o la temporada de crecimiento, en el del olmo), ya sea a causa de tormentas, otras heridas mecánicas impre-vistas o la poda necesaria de ramas, se debe aplicar algún vendaje a esas lesiones. Hágalo inmediatamente después del corte. En casi cualquier otra época, el vendaje es innecesario y aun contraproducente. Vendar una herida no detiene la descomposición ni cura las enfermedades infecciosas. De hecho, puede interferir con la protección de las gomas y resinas del árbol, evitando que las superficies heridas cierren con tanta rapidez como ocurriría en condiciones naturales. La única ventaja de vendar las heridas es evitar la entrada de agentes patógenos en los casos específicos de la enfermedad del olmo holandés y del marchitamiento del roble.

No hay comentarios: