miércoles, 21 de enero de 2009

¡PELIGRO,ANTENA MOVIL!


Proliferan sin control las antenas de telefonía móvil : Vemos en Alcorcón la “proliferación caótica de estaciones base de telefonía móvil y otras infraestructuras de telecomunicaciones”, que ha supuesto la instalación descontrolada de las mismas eso implica , “un aumento significativo de la contaminación electromagnética, especialmente en nuestro entorno urbano”. La normativa estatal, está al servicio de la grandes operadoras, no ha resuelto el impacto social y ambiental de las redes de telefonía móvil. “La movilización social y ecologista ha obligado a algunas comunidades autónomas y a muchos ayuntamientos, a establecer normativas más preventivas y niveles de exposición al público más restrictivos”, Sin embargo nuestro ayuntamiento actual está instalando antenas muy cerca de las viviendas ,véase la calle getafe ,al lado de la plaza de la hispanidad , una terrible antena de telefonía al lado de los vecinos ,estación de Valderas a menos de 50 metros de la viviendas y muchas antenas en los tejados es evidente que las autoridades sanitarias de las distintas administraciones “no se atreven a enfrentarse, sólo están aceptando los estudios que tranquilizan a la población”. Sin embargo, dos recientes estudios de campo, uno de Alemania y otro de Israel, han constatado un aumento del riesgo de las determinadas afecciones cancerígenas en el radio de acción de 400 metros alrededor de una antena estación base de telefonía móvil. Las conclusiones del Proyecto Reflex, estudio financiado por la Unión Europea, en el que han participado doce países, entre ellos España, señalan que las ondas electromagnéticas de la telefonía móvil producen alteraciones del ADN que transporta la información genética en el núcleo de las células y cambios en éstas. Diversas conferencias internacionales de prestigiosos científicos independientes han alertado sobre los posibles efectos y riegos en la salud pública (Declaraciones de Viena 1998, Salzburgo 2000, Roccaraso 2000, Alcalá de Henares 2002, Catania 2002, Friburgo 2002). En el estado español, la Declaración de Alcalá de Henares, así como investigaciones epidemiológicas publicadas en revistas científicas de prestigio, han señalado los efectos biosanitarios de las emisiones de la telefonía móvil a niveles de radiación radioeléctrica miles de veces inferiores a los que se han adoptado en la normativa estatal.
Estudio de Campo:Pruebas concluyentes.

No hay comentarios: