domingo, 17 de mayo de 2009

INAGURACIÓN DEL ENSANCHE SUR ¿FUE UNA FIESTA O UN MITIN ELECTORAL?


Hemos elegido el país para no levantar sospechas infundadas:
DIARIO EL PAIS ;
Alcorcón se gasta unos 100.000 euros para entregar pisos
El Ayuntamiento inaugura el Ensanche Sur, que tendrá 7.000 viviendas públicas



Sandra se marchará pronto de la casa de sus padres para vivir con su novio Vicente. Ayer ya montó su fiesta particular de inauguración en su nueva casa de protección pública en un austero edificio gris del Ensanche Sur de Alcorcón. Ella, sin embargo, sólo tiene ojos para su piso nuevo. Como si de un personaje de Matrix se tratase, recorre con la mirada todas y cada una de las habitaciones. Y donde los demás ven sólo vacío, ella ve cuadros, un sofá, mesas y sillas, una cama o la cómoda de la que se quedó prendada hace días mientras visitaba una tienda de muebles.



Muy cerca, en la misma calle, miles de personas van y vienen de una carpa a otra. Hacen cola para comerse un bocadillo y tomarse una cerveza, aguantan pacientemente para llevarse algún regalo o simplemente pasean sin rumbo. Es la otra fiesta. La que el Ayuntamiento de Alcorcón montó ayer, sin reparar en gastos, para celebrar la inauguración del nuevo barrio de la ciudad, en el que, desde esta misma semana, 1.200 personas ya tienen su piso de protección oficial. En los próximos meses, otras 4.600 personas también irán ocupando las viviendas que está construyendo la empresa municipal de vivienda de la localidad.

Una explanada repleta de gente recuerda a la verbena de algún pueblo. Un escenario al fondo. Grandes carpas en las que decenas de personas se afanan en servir bocadillos y bebida. Una charanga que deambula con ritmos taurinos. Payasos y malabaristas. Un castillo hinchable en el que decenas de niños gritan y saltan sin parar. Puestos en los que se reparten todo tipo de regalos promocionales del Plan de Vivienda del Ayuntamiento.
Y todo esto me desprende a un tufillo ............


En total, teniendo en cuenta el montaje de carpas y escenario, la exposición del plan de vivienda instalada en los alrededores, el catering, las actuaciones y el concierto del grupo de pop Nena Daconte, el presupuesto de la fiesta popular celebrada en la tarde de ayer estará en torno a los 100.000 euros, según las fuentes consultadas por este periódico.

Para el Ayuntamiento la fiesta está plenamente justificada. "Para la ciudad, la inauguración de un nuevo barrio en el que se van a construir 7.000 viviendas pública es una fiesta", repetían desde hace días los responsables municipales. Eso sí, evitaron decir cuánto costaron los festejos de ayer. "Se dará cuenta al Consejo de Administración de Emgiasa (la empresa pública de vivienda)", señaló la responsable de Urbanismo del Consistorio, Natalia de Andrés.

El PP de la localidad decidió no acudir a la fiesta por considerar que se trataba de "un acto electoral pagado con dinero público para mayor gloria del alcalde", Enrique Cascallana (PSOE). "Sólo el concierto nos cuesta a todos 35.000 euros y el montaje del escenario 18.000. No es lógico ese gasto cuando existe una deuda importante con los proveedores y empresarios o cuando se ha estado sin pagar durante un año a la asociación que gestiona el centro ocupacional para personas discapacitadas", se quejó el portavoz del PP, Fernando Díaz.

"Pues no sé si hacía falta hacer algo así con lo que está cayendo", dice, mientras se encoge de hombros, Luis. Va cargado con objetos publicitarios de todo tipo: desde un parasol para el coche a una bolsa de playa, un ramillete de globos o incluso un yoyó para su hijo pequeño.

Mientras, el Ayuntamiento aprovechó la tarde para publicitar su política de vivienda y sus futuros proyectos. También para realzar la "estrecha cooperación" con el Ministerio de Vivienda. No en vano allí estuvo la ministra del ramo, Beatriz Corredor. Junto al alcalde, la delegada del Gobierno, Amparo Valcarce; el secretario general del PSM, Tomás Gómez, y diputados socialistas en el Congreso de los Diputados y la Asamblea de Madrid visitaron dos de las viviendas entregadas.

No faltaron los reproches para la Comunidad de Madrid, a la que Corredor acusó de no haber destinado a su fin los 89 millones de euros que el ministerio le ha entregado para la rehabilitación de viviendas o los casi seis millones que le transfirieron para financiar la urbanización del propio Ensanche Sur. "No todas las administraciones realizan el mismo esfuerzo en vivienda como Alcorcón", deslizó la ministra en referencia al Gobierno de Esperanza Aguirre.

Ajenos a los discursos, Daniel y Ana daban cuenta de un bocadillo de panceta. "Ni siquiera nos ha tocado un piso, pero nos han invitado. Total, ya que lo hacían pues nos damos un paseo y vemos un concierto", explicaban. Eso sí, advertían, "por lo que costaba la fiesta ya nos podían haber dado un piso a nosotros".

No hay comentarios: