domingo, 24 de mayo de 2009

No criminalicemos a los árboles por las alergias.............



Cuando oigo a núcleos de población ,a su puestos técnicos de medio ambiente y por último a los alergolos arremeter contra los platanos de sombra , Olivos ,etc. y achacar que estas especies producen alergias , eso no es del todo cierto ,seguramente nos irrita más la alta contaminación que respiramos que el propio polen ,tenemos que ser mucho más exijentes con la calidad del aire que respiramos ,que las variables contaminación y mala calidad del aire no las contemplan los especialistas de la salud , es fundamental más estudios sobre este tema tan importante.
El plátano, un árbol robusto, elegante y de sombra generosa, se está convirtiendo en uno de los ejemplares más habituales en los jardines, no sólo particulares, sino fundamentalmente en los públicos, siendo una de las piezas vegetales más frecuentes dentro del paisajismo urbano. Esta variedad, perteneciente a la familia de las Platanaceae, es en realidad el resultado de un híbrido entre los diversos tipos de plátanos orientales (procedentes de Asia Menor y Central) y occidentales (de la costa este de Estados Unidos).

Sobre todo en Europa Occidental, el híbrido está tan extendido que ha llegado a sustituir a las variedades de las que procede. La causa se encuentra, probablemente, en que se trata de un árbol muy decorativo, de crecimiento rápido y muy grande, capaz de ofrecer una sombra fresca y amplia a cualquier rincón, sea urbano o campestre.

¿Cómo nos afecta ,o qué relación tiene las Alergias en la polución de las ciudades?
Sobre todo en las grandes comunidades, la contaminación perjudica en mayor medida a las personas propensas a padecer alergias, siendo más frecuentes las de los pólenes y los ácaros. La polución, "pela" las moléculas, las proteínas del polen que se van "descarnando", lo que determina que aparezcan anticuerpos que se sensibilizan ante su deterioro y que si no se curan con vacunas o tratamientos, se mantienen en el organismo durante mucho tiempo. Ésta situación es la que provoca que en las grandes ciudades haya un mayor tabaquismo pasivo. Hoy día, cuando se hacen estudios de alergias respiratorias, una de cada cinco personas las desarrollan, hay cifras que dicen que para 2020, la mitad de la población desarrollará alergias al polen y a los ácaros.
Influencia de la contaminación ambiental

El creciente desarrollo industrial y el aumento de la población en núcleos urbanos, ocasionan un deterioro del medio ambiente con graves repercusiones sobre la salud, especialmente afectados se encuentran los asmáticos, que incluso con valores de contaminación inferiores a los recomendados por la Agencia de Medio Ambiente, sufren exacerbaciones cada vez más intensas y frecuentes de su patología, hay estudios que demuestran la asociación entre hospitalizaciones y concentraciones de SO2, NO2, Ozono y Partículas de Escape Diesel (PED), situación que se agrava en el caso de los pacientes polínicos en época de polinización. Los contaminantes pueden actuar como transportadores de partículas polínicas procedentes del polen u otras partes de la planta; pueden aumentar la alergenicidad de los pólenes, haciéndolos más reactivos y actuando como coadyuvantes de la Respuesta Inmune; pueden inducir estrés oxidativo en el epitelio respiratorio, provocando una respuesta inflamatoria que puede desencadenar síntomas en enfermos alérgicos.

Dióxido de Nitrógeno (NO2)

El Dióxido de Nitrógeno, se forma como consecuencia de la reacción entre la luz solar y los hidrocarburos procedentes de las combustiones industriales y de cualquier tipo de motor, generándose mayor cantidad de Óxido de Nitrógeno cuanta mayor sea la temperatura de combustión.

El NO2, muestra un efecto adicional para generar alteraciones de la función respiratoria en pacientes con asma, al producir un efecto oxidativo sobre las células epiteliales, alterándolas y aumentando los niveles de citocinas proinflamatorias.

Ozono

Se trata de un potente oxidante, y uno de los contaminantes más importantes de las ciudades soleadas y con altos niveles de contaminación, formándose por una reacción fotoquímica entre las radiaciones Ultravioletas y el NO2.

El Ozono tiene efectos inflamatorios importantes sobre las vías respiratorias. Se ha demostrado que la exposición a Ozono, provoca una disminución de la capacidad pulmonar con un aumento de la reactividad bronquial frente a agentes broncoconstrictores específicos e inespecíficos.

Partículas de Escape Diesel (PED)

La mayor parte de la contaminación urbana, procede de la combustión de carburantes del tráfico rodado de vehículos, fundamentalmente de los motores diesel, generándose productos nocivos para la salud como son el monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, benceno y partículas de escape diesel.

Las PED, constituyen el 90% de las partículas ambientales y están formadas por un núcleo de carbón sobre el que se depositan hasta 18000 componentes orgánicos de Alto Peso Molecular, con un tamaño que oscila entre 0,1 y 2,5µ.

Producen un aumento de la respuesta inflamatoria en las vías respiratorias y en individuos atópicos aumentan la síntesis de IgE, por otro lado se ha observado una gran afinidad para unirse a alergenos polínicos, sobretodo de gramíneas, favoreciendo a nivel atmosférico la formación de aerosoles de partículas contaminantes-partículas polínicas.


















2008: PERSISTE LA CONTAMINACIÓN DEL AIRE EN ALCORCÓN Y MÓSTOLES.

A pesar de las buenas condiciones meteorológicas, en un año con mucha inestabilidad atmosférica, los niveles de contaminación del aire en Alcorcón y Móstoles continúan por encima de los límites de protección a la salud recomendados por la Organización Mundial de la Salud en ambos casos y por encima de los límites legales en el caso de Alcorcón. Ecologistas en Acción y la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid consideran que el Plan Azul que presentó el Gobierno Regional en 2005 es un rotundo fracaso porque no pone coto al principal contaminador del aire madrileño: el intenso tráfico de automóviles.

Los datos están extraídos de la información que ofrece la Comunidad de Madrid a partir de su red de estaciones de medición de la contaminación. Los datos de 2008 en Alcorcón proceden de dos ubicaciones distintas ya que la estación de medición del aire fue trasladada a mediados de 2008, quedándose Alcorcón 43 días sin datos. A pesar de este cambio, cuyo fin era ocultar la contaminación presente en el entorno de la carretera de Leganés en favor del entorno del Colegio Público Blas de Otero amparándose en una laxa normativa europea, y a pesar de la falta de datos que distorsiona el análisis, Alcorcón ofrece una concentración media anual de 57 µg/m3 de dióxido de nitrógeno (en 2007 fue de 71 µg/m3), por encima de los 44 µg/m3 máximos establecidos por ley (los datos de la nueva estación evidencian que Alcorcón seguirá ofreciendo datos superiores a los legales, aunque no tan desorbitados como en años anteriores). En cuanto a partículas en suspensión menores de 10 micras, Alcorcón superó 42 días el valor límite diario de 50 µg/m3 que la ley establece que no debe superarse más de 35 días al año (en 2007 fueron 48 días).

Los datos de Móstoles, si bien ofrecen unos indicadores mejores (35 µg/m3 de dióxido de nitrógeno de concentración de media anual, que en 2007 fue de 43 µg/m3; 30 días de superaciones del valor límite diario de partículas en suspensión menores de 10 micras, que en 2007 fueron 46), también muestran unos valores por encima de los recomendados por la OMS al tener un valor medio anual de partículas en suspensión de 27 µg/m3 (por encima de los 20 µg/m3 recomendados como límite de protección a la salud). Pero los datos más preocupantes en Móstoles hacen referencia a los niveles de ozono superado en dos ocasiones el umbral de aviso a la población (180 µg/m3) y en 17 ocasiones el umbral de protección a la salud (120 µg/m3 de media octohoraria), ante la pasividad y falta de información con la que actuó el Ayuntamiento de Móstoles, sólo remendada en parte por la denuncia de Ecologistas en Acción.

En definitiva, aunque durante 2008 los índices de contaminación no han sido tan elevados como otros años –gracias a la mayor inestabilidad atmosférica y al cambio de la ubicación de la estación en el caso de Alcorcón–, siguen por encima de los límites legales. Ante esta situación Ecologistas en Acción denuncia que tanto la Comunidad de Madrid como las administraciones locales no reconocen como un serio problema de contaminación atmosférica y no reconocen que para mejorar la calidad del aire es necesaria una reducción del tráfico de automóviles. En el mejor de los casos, por cada media que pretende favorecer una movilidad no motorizada (como los anuncios de promoción del uso de la bicicleta), se adoptan diez medidas a favor de los automóviles (plan de carreteras, apoyo económico, aparcamientos,…). Lo que ahora es necesario y urgente para acabar con una contaminación del aire que no deja de crecer es detener la espiral urbanización-carretera-urbanización que vemos en el Distrito Norte de Alcorcón o en el puerto seco “Puerta del Atlántico” de Móstoles, donde se apuesta por el insostenible transporte de mercancías por carretera. Los intereses a favor del coche son muchos, pero cabe preguntarse si preferimos tener buena salud o nos conformamos con morirnos entre montañas de dinero concentradas en unas pocas manos.

Informe completo en:

http://www.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf_Calidad_aire_Comunidad_Madrid_2008.pdfPINCHA AQUI


Más información:

Jesús Bartolomé (Ecologistas en Acción Suroeste de Madrid): 663468751.
Paco Segura (Ecologistas en Acción Madrid): 91 896 98 05

Ecologistas en Acción Suroeste de Madrid

No hay comentarios: