jueves, 3 de septiembre de 2009

EN DEFENSA DE NUESTRAS MASCOTAS..........


Hablo en nombre de los que no tienen voz o cuya voz no es comprendida.
Salgo en defensa de las colonias de gatos del parque Polvoranca. Colonias que se formaron y siguen aumentando a causa del abandono irresponsable de algunos humanos, que adquieren un ser vivo y pasado un tiempo se deshacen de él como si de un objeto se tratara.
Estos gatos no causan desequilibrio en su entorno. Se les echa la culpa de las aves muertas, aves mucho más grandes que ellos en su mayoría. Y yo he visto perros sueltos ante la mirada impasible de sus amos e incluso bicicletas demasiado veloces por los caminos.
Lo que no debemos olvidar es que los gatos mantienen a raya a las poblaciones de ratas y ratones, que al acumularse basura, pueden campear a sus anchas.
Hay otros problemas en el parque que no son causados por los gatos, pero es más fácil arremeter contra el último eslabón de la cadena.
Y, sobre todo, existen soluciones más civilizadas que la captura y exterminio, si es que queremos llamarnos europeos.
El parque es suficiéntemente extenso como para reservarles algún refugio donde puedan vivir en poblaciones siempre controladas, esterilizando y alimentándolos de manera regular. Donde estén protegidos y cuidados.
En este Mundo hay sitio para todos. Tengamos presente que el planeta no es sólo nuestro y hemos de compartirlo con las demás especies sin robarles el derecho a la Vida.
Nuestros gatos urbanos tienen derecho a vivir.
Alguien dijo que el hombre no hallará la Paz mientras siga causando daño a los animales.



Paloma Soler-Espiauba

No hay comentarios: