martes, 22 de diciembre de 2009

LA CUMBRE Y LA MALA SALUD




CRISTINA QUICLER (AFP)
MÓNICA FERNÁNDEZ-ACEYTUNO

Lo mejor de la Cumbre de Copenhague ha sido, a mi parecer, que la administración Obama haya dejado claro que los gases de efecto invernadero perjudican la salud.
Hasta ahora se había tratado el cambio climático como un tema aparte con respecto a la calidad del aire cuando, desde mi punto de vista, siempre han estado inextricablemente unidos. Como botánica, suelo fijarme en los líquenes que se adhieren a los troncos de los árboles y he comprobado cómo desaparecen si los niveles, no ya de dióxido de carbono, sino de dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno, tan dañinos y de los que tan poco se habla, están presentes en el aire. En pocas ciudades se ven líquenes en los árboles. La contaminación flota como una nube gris y crea un efecto invernadero local que destaca con las luces de Navidad a las que yo recuerdo sobre los árboles desnudos y ahora aparecen aún con las hojas pues la capa de abscisión no ha sufrido una bajada suficiente de temperaturas como para que funcione como un serrucho. Pero que caigan o no las hojas, o que la temperatura sea más alta, me parece una variable a la que la vida se adaptará, y sin embargo es gravísimo lo que ello significa: que el aire se ha contaminado. Y la contaminación mata más que el tabaco, aunque aún nadie haya puesto en letras de molde la lúgubre frase que nos lo recuerde.
También se contamina el campo. Cada bosque que se incendia, los gases de una central térmica, el humo de los coches que pasan y de las calefacciones que encendemos, son perniciosos para la especie más frágil de la Tierra: la nuestra.
Podemos seguir elaborando costosísimos modelos para ver cuánto sube o no la temperatura de aquí a cien años, pero lo más preocupante de los gases de efecto invernadero es que envenenan el cielo, el mar y el suelo.
Recordaré esta Cumbre de Copenhague como la Cumbre del clima en la que se dijo, al fin, que la vida humana depende del aire.
www.aceytuno.com

No hay comentarios: