miércoles, 10 de marzo de 2010

LA COORDINADORA VERDE DE MADRID DENUNCIA LA DECLARACIÓN DE BIC A LA TAUROMAQUIA



MADRID, 10 (EUROPA PRESS)
La Coordinadora Verde de Madrid denunció hoy que la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) de la tauromaquia que anunció la pasada semana la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, no es más que un intento de querer salvar los festejos taurinos con impuestos de los ciudadanos madrileños.
A su juicio, el 90% de los festejos taurinos reciben, directa o indirectamente, subvenciones públicas, sin las cuales no podrían subsistir. "Cada año, el gasto público en esta partida procedente de todas las administraciones del Estado ronda los 550 millones de euros, alcanzando los 564 en todo el año 2008, a pesar del estallido de la crisis económica. Esto sucede en un país que está a la cola del gasto social en la Eurozona, a 7 puntos del gasto medio que realizan en derechos y servicios públicos los países europeos del euro", lamenta la Coordinadora.
"Un gasto público que es esencial para proteger a las familias en este complicado contexto de crisis económica. Cada una de estas familias españolas aporta unos 47 euros a la tauromaquia", denuncian desde la Coordinadora Verde de Madrid, que exige una verdadera política social para las familias madrileñas y menos subvenciones para los promotores de una supuesta tradición "que no apoya nadie y que sólo da beneficios a una minoría privilegiada".
En un comunicado, la Coordinadora indica que tras el estallido de la crisis económica, los recortes del gasto público han afectado a todas las partidas regionales, incluyendo la de Asuntos Taurinos, para la que hay prevista una disminución desde los 5,1 millones de euros del año pasado hasta los 2,7 de éste. "Pero Aguirre, defensora a ultranza de la tauromaquia, quiere paliar esta reducción al que obliga el maltrecho estado de las arcas públicas con la declaración del BIC, lo que supone una clara subvención encubierta", plantea.
La Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid prevé la concesión de ayudas directas o beneficios fiscales para los propietarios de los bienes culturales objetivos de esta protección. "Una de las ayudas más claras es el llamado 1% cultural, ya que la normativa regional obliga a destinar ese porcentaje del presupuesto de las obras que se financien total o parcialmente por la Comunidad a la protección del patrimonio histórico", indican los verdes.
En este sentido, denuncia que la presidenta, "tan contraria a las subvenciones públicas cuando se trata de garantizar derechos universales como la educación y la sanidad, quiera subvencionar por la puerta de atrás los festejos taurinos". "El declive de la tauromaquia es tan claro que no puede ser ocultado ni por los taurinos más fervorosos. De hecho, el 66,1% de los madrileños asegura no tener ningún interés en las corridas de toros, según una encuesta realizada en 2008 por el instituto Gallup", observa.

No hay comentarios: