lunes, 7 de febrero de 2011

CARTA DE UN VECINO DE ALCORCÓN


Amigo anónimo de las 9:24, mis hijos son pequeños si, pero no soy ciego.

Y quiero dejarles un futuro donde los políticos y sus seguidores no vean más allá del corto plazo o sus intereses.

Quiero dejarles un futuro con ciudades realmente sostenibles medioambientalmente, donde las viviendas no sean negocios de A o de B, del equipo azul o del equipo rojo. Un ejemplo es el artículo de hoy.

Quiero una ciudad sin deudas, con limpieza en sus calles, donde mis hijos al ir a un parque o caminar por la acera no presencien la desidia y la dejadez de quienes nos gobiernan. Quiero que tengan una ciudad viva, y no muerta y agonizante por las deudas.

Quiero un futuro para mis hijos con parques de verdad, no pintados de verde y hormigón,con arboles, con centros culturales y deportivos bien mantenidos, y que se usen, no quiero grandes obras empantanadas y sin actividad.

Quiero que mis hijos valoren lo que cuestan las cosas, lo que supone levantar una acera a los 3 años para aprovechar un dinero estatal que se rentabiliza a corto plazo. Quiero que mis hijos tengan trabajo y accedan al mismo por méritos propios, no quiero que vean como se es capaz de conseguir cualquier cosa por el servilismo de partido. Quiero que trabajen gracias a que hay un tejido productivo basado en unos criterios de producción innovadores, no quiero que el dinero público se gaste para salvar los muebles electorales.

Quiero que vean unos gestores y gobernantes que hacen un servicio al ciudadano, y no un servicio a su partido. Quiero que vean que los políticos son de vocación y no de profesión.

Y si , quiero que tengan una casa donde vivir, asequible, de calidad...pero también quiero que su hogar y su casa no se limite a cuatro paredes en una parcela de ladrillos. Quiero que su casa, sea su ciudad, sus avenidas limpias, sus impuestos justos, su economía saneada. Por que una casa no es solo el edificio donde se habita, un hogar es la ciudad donde desarrollas toda tu actividad, de ocio y de trabajo. Tender cuatro paredes y no tener el resto, no es tener un lugar idóneo para vivir.

La diferencia entre ustedes y yo, es que pido que mis hijos vivan en una ciudad amable , no caótica y sobredimensionada.

Alcorcón, no puede permitirse tener mas de 180.000 habitantes, traería más problemas que ventajas.

Esto último lo dijo Cascallana allá por 1996.

Se lo que quiero para ellos, FUTURO. Ustedes, solo quieren corto plazo.
C.A.

No hay comentarios: