miércoles, 9 de febrero de 2011

LA LLUVÍA ES LA QUE LIMPIA LA ATMOSFERA ,NO NUESTROS POLÍTICOS


El artículo 45 de la constitución española nuestro policuchos se lo pasan(....)

Artículo 45.

1. Todos tienen el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo.

2. Los poderes públicos velarán por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de la vida y defender y restaurar el medio ambiente, apoyándose en la indispensable solidaridad colectiva.

3. Para quienes violen lo dispuesto en el apartado anterior, en los términos que la Ley fije se establecerán sanciones penales o, en su caso, administrativas, así como la obligación de reparar el daño causado.






Antonio Serrano, catedrático de Ordenación del Territorio y numero dos del Ministerio de Medio Ambiente con Cristina Narbona, recuerda innumerables charlas sobre el tema: "He hablado con 40.000 alcaldes a los que les pedíamos que limitaran el tráfico. La mayoría decía que sabían que había que hacerlo, pero que mejor después de las elecciones. Lamentablemente es así".






El catedrático de Ciencia Política de la Universidad de Málaga Ángel Valencia Sáiz no cree que esta política de mirar al cielo para defender la salud pública, cueste votos. Al contrario. "Los conductores españoles no están dispuestos a dejar el coche en casa. Si la contaminación cuesta votos, cerrar el tráfico costaría más". Valencia es coautor del estudio Ciudadanía y conciencia medioambiental en España, publicado por el Centro de Investigaciones Sociológicas en noviembre pasado. Allí muestra que solo el 10% de los españoles se muestra dispuesto a "usar menos el automóvil por cuestiones ambientales", frente al 17% de media de la UE y el 25% de Francia, por ejemplo.
El smog nos rodea en las ciudades modernas, en algunas en mayor grado, en otras en menor cantidad. ¿Qué es el smog? Es una forma de contaminación del aire.

La palabra smog proviene del inglés una mezcla de smoke y fog (humo y niebla), y recibe ese mote porque semeja una niebla sucia, aunque no es una nube de humo.
El smog típico es el resultado de grandes cantidades de contaminación atmosférica, en especial humo de la quema de carbón y también de las emisiones de gases de los coches y de las industrias.
Cuando esos contaminantes se combinan con un período de alta presión, esto provoca que el aire se estanque y se forme una niebla que en vez de componerse de gotas de agua suspendidas, está compuesta de aire contaminado.
La lluvia ácida puede ser un tipo de smog sulfuroso, que no siempre se da en forma de lluvia, sino también en forma de niebla.
Pero el smog típico de las grandes urbes que no tienen buena cantidad de vientos, es el smog fotoquímico. Este combina óxidos de nitrógeno y COV (compuestos orgánicos volátiles) que son originados por los vehículos a combustión y que utilizan combustibles fósiles. Cuando esos gases emitido por los TUBOS de escape entran en contacto con la radiación solar son catalizados y forman ozono y PAN. Esto oscurece la atmósfera y da esos atardeceres pardorojizos que tiene Los Ángeles, por ejemplo.

El Smog y la salud
El smog es dañino para la salud de las personas en diversos aspectos. Irrita los ojos y el aparato respiratorio (nariz, garganta) en todo el mundo, pero el dióxido de azufre, el dióxido de nitrógeno y el monóxido de carbono afectan de forma más grave a ancianos y a niños, también a personas con enfermedades cardíacas y en especial a quienes tienen problemas pulmonares como asma, bronquitis o enfisema.
El problema del smog en ciudades grandes puede hacer disminuir la capacidad pulmonar, y causar falta de aliento, tos, dolor de garganta

No hay comentarios: