martes, 18 de octubre de 2011

UN BUITRE ES ATRAPADO EN ALCORCÓN





El animal, que se abalanzó contra los bomberos un par de veces, se encontraba débil, aunque sin lesiones ni enfermedades es lo que apareció por la mañana en el tejado de un edificio en pleno centro de Alcorcón. El rescate del animal carroñero dejó con la boca abierta a cuantos vecinos de la zona lo presenciaron. No era para menos. Ahora, los veterinarios del Grefa lo tratan para que se recupere tras las horas que pasó perdido. El ave está bien, aunque un poco débil, tras pasar toda una noche posado sobre el inmueble de cinco plantas.
Miembros del Cuerpo de Bomberos de Alcorcón, además de agentes de la Policía Municipal y de la ONG especializada en la recuperación y estudio de fauna autóctona Grefa, se afanaron en rescatar al buitre leonado de lo alto del edificio, ubicado en la calle de Helsinki, en el barrio de Parque Oeste. El seguimiento del ave había comenzado la tarde del viernes, cuando los policías y los vecinos del barrio se percataron de su presencia. Se trata de un ejemplar joven, de cerca de dos metros de envergadura con las alas abiertas, que mostraba evidentes signos de deshidratación, agotamiento y desorientación, informaron fuentes municipales.
Intentó atacar
Pero el salvamento del buitre no fue nada fácil, más bien lo contrario. Los bomberos acudieron a la calle de Helsinki con un camión autoescala, desde el que accedieron al tejado donde estaba. El animal, aturdido, trató de zafarse en repetidas ocasiones cuando los bomberos intentaban sacarlo de allí. Sólo hubo pequeños problemas de seguridad para el buitre, además del consabido susto de sus «salvadores», puesto que en dos ocasiones intentó abalanzarse sobre ellos.
Con todo, el rescate llegó a buen puerto, en medio de los gritos de ovación de cuantos ciudadanos lo presenciaron. Los especialistas del Grefa le realizaron un primer examen, que determinó que el buitre estaba débil, aunque sin lesiones graves ni enfermedades. Su recuperación será rápida. Decenas de vecinos presentes ovacionaron a los bomberos y a todos lo implicados en la operación.








¿Hay indicios de que puede estar cambiando el comportamiento de los buitres?
Los buitres siguen haciendo lo que han hecho toda la vida. Lo que ocurre es que, como hay menos comida, el hambre les hace ser más atrevidos y están entrando a ganado al que antes no entraban, porque tenían suficiente alimento con menos esfuerzo.
¿A qué se refiere cuando dice que son más atrevidos?
Los buitres se están metiendo en explotaciones ganaderas. El buitre es un animal muy cobarde, pero ahora en cualquier explotación ganadera se pueden ver buitres que entran a ver qué pueden pillar: una oveja herida, una oveja pariendo... También se les ve entrar a los hayedos a comerse una vaca o una yegua que ha muerto. Eso lo hace el hambre.
¿Qué ocurre con la población? Según el último censo ha crecido ligeramente.
Nunca ha habido tantos buitres como ahora, pero eso no quiere decir que haya sobrepoblación. Decir eso es no saber. Pero tampoco ha habido nunca tanto ganado en el campo. Por lo tanto hay animales más viejos, que pueden tener más enfermedades y, por lo tanto, son presas potenciales. Los ganaderos tampoco pueden tener una dedicación completa, mientras que antiguamente estaban encima del ganado a la hora de parir. Así que no es sólo la población, sino el cambio sociológico.
¿Qué se debería hacer para limitar los ataques a ganado vivo?
Al ganadero no se le está permitiendo verter donde puede legalmente hacerlo, bien en muladares controlados o dejando los cadáveres en el mismo campo donde no pueden afectar a los cursos de las aguas fluviales. No es nada excepcional, sino volver a hacer lo que se hacía antes. Esto también ayudaría mucho a la situación económica que pasan muchos ganaderos de quiebra, que se tienen que gastar dinero en eliminar la carroña. Es una carga insostenible para muchos.

No hay comentarios: