sábado, 21 de enero de 2012

CORDINADORA ESTATAL ANTI NUCLEAR.




Fundación
Coordinadora Estatal Anti Nuclear

Descripción
Pagina oficial de la Coordinadora Estatal Anti Nuclear
Misión
MANIFIESTO - DECLARACIÓN DE LA COORDINADORA ESTATAL ANTI NUCLEAR


Nosotras y nosotros, personas y entidades de todo tipo, preocupadas por la salud de las personas y por la calidad del medio ambiente en que vivimos, manifestamos:La catástrofe nuclear de Fukushima, que está lejos de haber finalizado, tiene dos efectos: muestra ante la sociedad la verdadera cara de la tecnología nuclear, y arruinan 10 años de propaganda de la industria para hacernos creer que dicha tecnología era necesaria.Tal como pasó con la catástrofe nuclear de Chernóbil hace años, una ingente cantidad de contaminación radiactiva se ha extendido por el mundo. Sabemos que los niveles "legales" de radiactividad para las personas, expuestas directa o indirectamente a través de los alimentos que consumimos, fueron elevados arbitrariamente. La perspectiva de un incremento de cánceres y otras enfermedades en grandes grupos de población se hace realidad. Fukushima no deja de ser un Chernóbil realizado “a cámara lenta”. La respuesta de empresas, bancos y personajes que sacan beneficio del negocio nuclear siempre ha sido la misma: silencio, desinformación continuada sobre el alcance de las catástrofes, e insistencia en que el gobierno (cualquier gobierno) aborde un programa de construcción de "nuevas" centrales nucleares "intrínsecamente seguras" garantizando, con cargo al presupuesto público, las “inversiones” privadas.A pesar de la catástrofe, se intenta volver al punto anterior a Fukushima: olvidar a personas y seres vivos, y debatir en abstracto sobre economía y energía; y de paso pedir que se alargue el período de funcionamiento de las centrales nucleares que aún sufrimos.Existen una serie de hechos que la propaganda nuclear se esfuerza en silenciar de manera continuada: La energía nuclear es peligrosa. El riesgo que encierran las centrales nucleares es inmenso, y es imposible alcanzar niveles de seguridad aceptables, como las diversas catástrofes han puesto de manifiesto. Por otra parte, el alcance de las consecuencias de dichas catástrofes demuestra que sus efectos se hallan más allá de barreras políticas o geográficas.Esta peligrosidad y vulnerabilidad la convierte en objetivo potencial de ataques terroristas, con lo que el peligro se hace aún mayor.La tecnología nuclear es fuente de materiales para la fabricación de armas atómicas, o de otro tipo de sustancias radiactivas para la fabricación de las llamadas “bombas sucias”. De hecho, se inventaron para abaratar el coste de fabricación de la bomba.Se han generado ya decenas de millones de toneladas de residuos radiactivos, y no se ha podido encontrar una solución satisfactoria al problema del combustible gastado cuya peligrosidad permanece durante decenas de miles de años. La condición para poder hacer frente a este grave problema es la existencia de un calendario urgente de cierre de las centrales nucleares.Se trata de una energía muy cara, que sólo se mantiene por los fuertes subsidios estatales, que pagamos entre todos, y por el apoyo político ante los problemas financieros. La energía nuclear no supone ninguna solución ni al cambio climático, ni a la dependencia de los combustibles fósiles, ni a la escasez de petróleo. Según demuestran diferentes estudios el ciclo completo del combustible nuclear emite más CO2 que cualquiera de las energías renovables porque en todas sus etapas se consumen grandes cantidades de combustibles fósiles. Y se sabe que el uranio es un mineral escaso que, independientemente de su peligrosidad, no permite cubrir las mínimas necesidades energéticas de la sociedad.La energía nuclear impide el desarrollo de las energías renovables, fundamentalmente de la eólica, que en numerosas ocasiones tiene que parar puesto que las centrales nucleares españolas son incapaces de regular su potencia. Esta situación, que se dará cada vez en mayor medida si no se cierran algunos de los reactores, hará que los parques eólicos sean cada vez menos rentables, al tiempo que se desaprovecha la energía limpia del viento en favor de una fuente altamente contaminante.Se puede prescindir de la energía nuclear. En España, según daots del 2010 la energía nuclear supone únicamente el 4% de la energía consumida, y en Europa el 5'6%. En España, además, existe un enorme potencial sin aprovechar en eficiencia energética y en energías renovables, y ya hay un exceso de potencia eléctrica instalada que permitiría cerrar las nucleares sin sufrir problemas de suministro. En los últimos años España ha generado más electricidad de la que ha consumido, siendo un país exportador de energía eléctrica. Los casos de Alemania, Bélgica y Suiza permiten comprobar que, si hay voluntad política, y un Gobierno que anteponga el bien común al beneficio de las grandes compañías eléctricas, es posible abandonar la energía nuclear al tiempo que se reducen las emisiones de CO2.Somos conscientes de que esta decisión no se dará sin una movilización y participación social. Las reacciones a la catástrofe de Fukushima demuestran que para pasar de las declaraciones genéricas de escepticismo o desacuerdo con la energía nuclear, a una decisión coherente de cierre de las centrales nucleares se necesitará un amplio movimiento social que haga comprender a las mayorías políticas que gobiernan que esta medida no es aplazable indefinidamente.Abandonar la energía nuclear es deseable desde la óptica ciudadana y medioambiental, ya que la evolución de los acontecimientos en las últimas décadas ha demostrado palpablemente que la energía nuclear es un rotundo fracaso tecnológico, económico, medioambiental y social.Por todo ello, las personas y entidades que suscribimos la presente declaración decidimos:Reactivar la CEAN, invitar a participar en la CEAN a toda persona o entidad que comparta los términos de este manifiesto-declaración, y reclamar un Plan de cierre progresivo pero urgente de las centrales nucleares de todo el Estado, empezando por el cierre inmediato de las centrales más viejas y peligrosas.









Enero 2012

No hay comentarios: