lunes, 20 de febrero de 2012

¿Yo miro las etiquetas y tú?

Hace ya unos años que lo vengo haciendo. Hace unos meses necesité comprar un pantalón de chandal para mi hijo. Lo quería “sin marca” y fabricado en España. Lo busqué en El Corte Inglés y no lo ví. Decidí pedir ayuda preguntando al vendedor. Lo consultó en el ordenador y por teléfono pero su respuesta fue negativa. No había ninguno. Sólo me quedó hacer un escrito-reclamación sugiriendo que al menos tuvieran una prenda hecha en el país, para poder elegir. Y así nos va.

Necesitamos con urgencia un cambio.

Aplicar lo que dijo Gandhi: "Vivir sencillamente para que todos puedan, sencillamente, vivir".

El consumo tiene que ser responsable.

Nosotros, como consumidores, tenemos la sartén por el mango. Existen productores porque existen consumidores. Ellos producen lo que nosotros demandamos. Dependen de nosotros. Seamos responsables. ACTUÉMOS.

Seamos más selectivos, justos y solidarios al comprar.

Primer punto, al comprar …¿nos fijamos en la etiqueta? ¿De dónde viene?- Cuanto más lejos, más ha contaminado en el trayecto.. ¿Cómo se ha hecho? ¿Quienes lo producen han sido respetuosos con las personas que lo elaboran y con el Medio Ambiente? ¿Han ofrecido condiciones laborales dignas a los trabajadores? Y todas estas repuestas son acorde con mi coherencia, mis valores y mi compromiso?- PUES HABRÁ QUE ELEGIR CON RESPONSABILIDAD, NO PORQUE SEA MÁS BARATO.

"Necio el que confunde valor y precio (Antonio Machado)"
Si necesito una tijera u otra cosa y me voy al todo cien o al todo un euro, por ejemplo, estoy primando una economía lejana, que ha contaminado y que no respeta los derechos humanos... mientras el comercio próximo, pequeño se ve abocado a cerrar, pues no le compran. Se está destruyendo tejido productivo real, del que da y mantiene puestos de trabajo. Si lo compro en el otro, estoy fomentando lo especulativo y no reporta empleo local. Con esto no estoy diciendo que haya que hacer boicot a esa mercancía. No. Los seres humanos no tienen raíces sino pies y las fronteras no existen físicamente. Lo que digo es que cuando necesitemos realmente comprar algo, miremos etiquetas y nuestra elección prime la cercanía, el comercio justo y el respeto al Medio Ambiente.
AMPARO ENCINAS.

No hay comentarios: