viernes, 13 de julio de 2012

El Gobierno apenas ahorrará con el ajuste de concejales, pero fortalecerá el bipartidismo



Los partidos minoritarios echan de menos una reducción del 30% en otras partidas como cargos de libre designación o en el Senado y las diputaciones

Laura Parrondo / Madrid
Pancarta del 15-M en la que se reclamaba mayor representatividad en la política / ©EP
Pancarta del 15-M en la que se reclamaba mayor representatividad en la política / ©EP


El presidente del Gobierno está dispuesto a reducir un 30% el número de concejales de las entidades locales para ahorrar, pero con ello reducirá también la representación de los vecinos y la pluralidad en los plenos municipales a partir 2015, tras las próximas elecciones. Los partidos que históricamente han obtenido menos representación temen perderla en un futuro.
El bipartidismo se fortalecerá y desaparecerán los grupos municipales que no sean PP o PSOE: “Es un atentado grave contra la democracia participativa y afianza el sistema bipartidista, intenta eliminar al resto”, aseguran desde Los Verdes-Grupo Verde. Representantes de pequeñas formaciones indican que había otras partidas susceptibles de ser reducidas como los cargos de libre designación, que ni han pasado una oposición ni ocupan sus puestos por ninguna votación, y algunas instituciones como el Senado o las diputaciones provinciales que “no se han tocado”. Además, dudan de la eficacia presupuestaria del recorte, puesto que el 90% de los concejales “no cobra” o “recibe una cantidad simbólica por acudir a plenos y comisiones”.


La sociedad necesita sentir que el ajuste es generalizado, pero la realidad es que la reducción de concejales no supondrá un gran ahorro para las arcas públicas. Y sí acarreará un precio democrático. La medida tendrá más efectos “psicológicos que presupuestarios”, como reconoció Francisco de la Torre, alcalde de Málaga por el Partido Popular. Y es que de los 20.539 concejales menos que habrá a partir de mayo de 2015, la mayoría no están retribuidos por su dedicación y algunos sólo cobran de la Administración Pública por asistir a los plenos municipales. En concreto, el vicepresidente segundo de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Fernando Martínez Maíllo, señalaba este miércoles que el 90% de los concejales del país “no cobra un euro”. Por ello, la medida “no supondrá un ahorro considerable y sí una pérdida de representatividad”, especialmente de los partidos minoritarios, enfatizó este jueves el presidente de la Federación Asturiana de Concejos (FACC), Antonio Solar. 



Las medidas que anunciaba este miércoles el presidente del Gobierno en el Congreso son tan urgentes como impopulares. Tanto, que a partir de la semana que viene el IVA a un tipo impositivo del 21% será una realidad en toda España. Sin embargo, los ajustes en las corporaciones municipales llegarán dentro de tres años, para no incurrir en una medida inconstitucional. Y dentro de un año las limitaciones salariales de alcaldes y concejales, que se fijarán en los Presupuestos Generales del Estado. 



Los partidos minoritarios perderán representación



Asesores, directores generales y demás puestos de libre designación, son altos cargos de la Administración que el Gobierno podría limitar desde la próxima semana. En este punto un recorte en sus salarios o una limitación de los cargos en función de los vecinos y características económicas del municipio, provincia, comunidad o Estado, supondría un ahorro mayor y más inmediato que el que Rajoy adelantaba este miércoles en la Cámara Baja. “Es donde realmente se tiene que meter la tijera”, asegura Carlos J. Delgado, portavoz del grupo municipal de la formación Unión por Leganés (Uleg). “No hemos visto que quieran reducir un 30% los cargos de confianza, ni un 30% de los diputados provinciales, ni ningún tipo de recorte en el Senado ni en el Consejo de Estado o el Tribunal de Cuentas”, lamenta. Reducir sólo el número de concejales hará que “las formaciones más pequeñas, aún superando la barrera electoral, se queden sin representación” y esto convertirá el sistema en una “democracia amputada”, asevera. 



Los Verdes-Grupo Verde es otra de las formaciones que más se verán afectadas con la ampliación del número de vecinos a quienes representa un solo concejal. La modificación de la Ley Orgánica de Régimen Electoral “es un atentado grave contra la democracia participativa y afianza el sistema bipartidista”, lamenta Esteban Cabal, portavoz de la formación. Antes de las elecciones municipales ya se modificó y se introdujeron más exigencias a los partidos pequeños pero ahora el Gobierno “intenta eliminar” a las formaciones políticas emergentes e “impedir” que puedan obtener representación, asegura Cabal. Para evitar que se llegue a esta situación, Los Verdes-Grupo Verde ha llevado a los plenos donde tiene representación (concurrió a las elecciones municipales junto a Izquierda Unida) mociones para proponer una reducción salarial generalizada entre todos los concejales electos. Pero no han prosperado, ni siquiera Izquierda Unida les ha apoyado. Tampoco el PSOE, que defendía esta alternativa frente a la pérdida de representatividad. Por eso, en ayuntamientos como el de Alcorcón, el único concejal de Los Verdes ha sido el único en ajustar su salario a 1.100 euros mensuales, frente a los más de 5.000 euros que cobran los concejales que además son portavoces, aseguran desde la formación. 



Este jueves, el pleno de Alcalá de Henares (Madrid) elegía a su nuevo alcalde después de que el anterior dimitiese hace pocos días. El Partido Popular, que perdió la mayoría absoluta en las pasadas elecciones ha contado con el voto a favor de UPyD. La formación magenta a cambio ha exigido reducciones salariales entorno al 30%.

No hay comentarios: