sábado, 28 de septiembre de 2013

La sociedad de la plétora no mueve un dedo

Pero es un marrón doblemente grande para toda esta sociedad que ha nacido después de la 

transición y que se ha hecho a la idea de que dedicar horas a algo por lo que no se cobre o no 

se recibe reconocimiento o proporciona diversión es de imbéciles. La sociedad de la plétora 

no mueve un dedo si no tiene reflejo directo en su cuenta corriente. Los medios de 

propaganda le dicen a la sociedad que tiene derecho a un ADSL más rápido, a unas 

vacaciones en Canarias o a un coche de siete plazas y la sociedad se lo cree y lo pelea. Pero 

ningún medio le dice a los ciudadanos que tienen el derecho y el deber de preservar su 

medio ambiente , su salud. La conciencia inoculada en los individuos es la de que poco o nada 

pueden hacer para cambiar las cosas. Tenemos lo que como colectivo nos merecemos, no 

cabe duda. Y nuestra opción es dejarnos matar lentamente como si fuera parte de nuestro 

destino ver como cada vez más gente joven de nuestro entorno contrae enfermedades 

degenerativas y auto inmunes.

Ivan Pae

No hay comentarios: