lunes, 14 de octubre de 2013

El fraude del paro y el ejemplo de los sobres



Por Joan Francesc Peris, Co-portavoz de la Confederación de Los Verdes · Els Verds · Berdeak · Os Verdes.
Tenemos miles de empresarios fraudulentos que hacen competencia desleal.
Fraude en el paro, prestaciones, SMI, subsidios y sobresDijo, el otro día, la vicepresidenta del gobierno de España, la señora Saénz de Santamaría, que medio millón de parados cometían fraude y muchos de ellos trabajaban y cobraban en dinero negro mientras recibían la prestación por desempleo.
Después se ha sabido que las cifras del fraude en el paro son mucho más bajas, que son 5.800 personas las que han sido pilladas trabajando en la economía sumergida mientras cobraban del paro, y que la ministra había metido en el mismo saco irregularidades administrativas y toda una complejidad de incidencias.Pero el mensaje ya ha silo lanzado. Hay mucho fraude en el desempleo y mucho trabajador cobra dos sobres.
La ministra del PP podría haber dicho que miles de empresarios o emprendedores, que ahora es el eufemismo al uso, tienen personas trabajando sin contrato, no pagan por ellos ni a Hacienda ni a la Seguridad Social y, más que probablemente, les pagan sueldos inferiores a los estipulados por el convenio al cobrar por otro lado la prestación por desempleo. Es decir, que tenemos miles de empresarios fraudulentos que hacen competencia desleal a los empresarios que cumplen con sus obligaciones legales en la contratación. Pero no lo ha dicho así.
Parece que los culpables son sólo los parados. Conozco un alcalde del PP al que 1.000 euros por un alquiler le parecen una mierda, una nimiedad. Utilizando su expresión malsonante, la señora Saénz de Santamaría se debería acordar cuando juzga el fraude de los parados que mensualmente la media de las prestaciones contributivas por desempleo en España está en 870 euros, que la prestación contributiva mínima con uno o más hijos es de 664,7 euros, que el salario mínimo interprofesional para el 2013 lo estableció su gobierno en 645,3 euros y que el subsidio por desempleo es de 426 euros. Todas por debajo de la mierda de los 1.000 euros.
Tal vez la necesidad de comprar libros de texto para los hijos, de pagar el recibo de la luz o de la hipoteca, de comer todos los días lleve a algunos parados a cometer fraude trabajando en negro para alcanzar los 1.000 euros de mierda. ¿Cuál es la necesidad que tienen algunos ministros y diputados cuando cogen sobres en “B”, sobresueldos en dinero negro? ¿Cuál es el ejemplo que están dando estos privilegiados a los parados españoles que cobran menos que una mierda?

No hay comentarios: