viernes, 24 de enero de 2014

Los Verdes concurrirán a las europeas con una candidatura anticapitalista

                                   
Madrid, 21 de enero de 2014
Nota de PrensaLos Verdes concurrirán a las europeas con una candidatura anticapitalista

Los Verdes – Grupo Verde han descartado presentarse a las elecciones europeas con Izquierda Unida, con quienes mantienen un litigio por lo que consideran un “incumplimiento sistemático de sus compromisos electorales”, y han decidido presentar su propia candidatura, como ya lo hicieron en los últimos cuatro comicios europeos en los que cosecharon un promedio de más de 100.000 votos.
Los diputados que obtengan Los Verdes – Grupo Verde no se adscribirán al Grupo Verde en el Parlamento Europeo ni al Partido de la Izquierda Europea sino que se integrarán en el Grupo de los no adscritos, salvo que se cree un nuevo grupo parlamentario declaradamente anticapitalista y rupturista.
Para Los Verdes – Grupo Verde, las elecciones europeas de mayo son una excelente oportunidad para dar voz al descontento popular con los recortes sociales y las políticas de austeridad de la Troika; para denunciar la corrupción de los partidos políticos tradicionales y su subordinación a la oligarquía financiera; para reivindicar una verdadera democracia, real, avanzada y participativa.
Los Verdes – Grupo Verde nos proponemos conjuntar una oferta electoral anticapitalista basada en la ecología política. Nos une la preocupación por las gravísimas consecuencias de la crisis económica y ecológica, causada por la usura y la avaricia de los poderes financieros y la aplicación de políticas neoliberales alejadas del sentido común, y el propósito de reorientar la economía y la política hacia un horizonte de equidad social y sostenibilidad ambiental.
Nos oponemos al recorte de los derechos sociales, al desmantelamiento del Estado del Bienestar, al secuestro de la democracia por las elites financieras, y a la pasividad cómplice de los poderes públicos y los partidos mayoritarios ante el deterioro social y ambiental. La exclusión social, la pobreza y la pérdida de biodiversidad son el reflejo de una sociedad injusta e insolidaria que es preciso transformar.
Abogamos por la transparencia democrática y por erradicar la corrupción y los privilegios de la clase política. Promovemos una nueva ética, una democracia real en lo político y en lo económico, más participativa, en la que los ciudadanos puedan dar rienda suelta a su creatividad y sentirse partícipes del devenir histórico.
Las decisiones importantes están en manos de muy pocos. Los partidos políticos tradicionales, la legislación electoral y las instituciones democráticas actuales son cauces demasiado estrechos para la participación ciudadana. Demandamos instrumentos o mecanismos más democráticos y abiertos a la sociedad que permitan una intervención más directa de los ciudadanos en los asuntos que les conciernen.
Queremos libertad de prensa y de pensamiento, pero también medios de comunicación honestos y veraces que no nos hurten una parte esencial de la realidad, que no manipulen la información en beneficio de los poderes políticos o económicos, que permitan la libre expresión de las ideas sin vetos y exclusiones y el acceso de todos a la información.
La convocatoria de las elecciones europeas sería una nueva estafa a la democracia sin una reforma de la Ley Electoral que introduzca formas eficaces de democracia participativa, y acentuará la crisis de legitimidad democrática que hoy expresan los ciudadanos y ciudadanas en las plazas de nuestras ciudades.
La limitaciones para la participación de los partidos minoritarios introducidas en la Ley Orgánica 2/2011, de 28 de enero, deben ser derogadas. La Ley Electoral debe ser más proporcional para reflejar fielmente la voluntad de los electores expresada a través de las urnas y contemplar la posibilidad de convocar referéndums o consultas vinculantes a iniciativa de los ciudadanos.
Manifestamos nuestra simpatía con las movilizaciones pacíficas y las reivindicaciones del movimiento social de “los indignados” generado a partir del 15M en la Puerta del Sol de Madrid, en la Plaza Cataluña de Barcelona y en tantísimas otras ciudades grandes y pequeñas de nuestra geografía, con la participación de miles de personas de todas las edades y condición social. Condenamos los intentos de reprimir violentamente a las personas que participan en esas movilizaciones generadas a través de las redes sociales y que son expresiones del descontento popular y de la común voluntad de cambios estructurales.
Nos comprometemos a elaborar propuestas concretas y desarrollar iniciativas, desde las instituciones en las que estemos presentes, para hacer efectivos esos cambios que demanda la ciudadanía.
Los abusos del Estado y los excesos del Mercado no pueden tener como respuesta la resignación. Alentaremos todo tipo de acciones para garantizar los derechos sociales y las libertades democráticas, el empleo, la salud, la vivienda, la educación y la calidad ambiental.
Consideramos que la institución monárquica es contraria al principio democrático de igualdad de oportunidades y contradice el precepto constitucional que dice que todos los españoles somos iguales ante la ley.
Exigimos políticas eficaces para combatir el cambio climático, superar la excesiva dependencia de los combustibles fósiles, eliminar los cultivos transgénicos y fomentar la agricultura biológica, un calendario de cierre de las centrales nucleares y el incremento de las inversiones en energías renovables.
Condenamos los bombardeos de la OTAN que tantas víctimas civiles están causando durante los últimos años y reprobamos la participación militar de España. También nos oponemos a la intervención militar y al expolio incesante de la riqueza y los recursos naturales en los países del Tercer Mundo mediante el uso y abuso de la fuerza por parte de las grandes potencias occidentales y cuyos principales beneficiarios son las grandes corporaciones multinacionales, incluyendo a los grandes bancos.
A medida que la crisis profundiza sus efectos dramáticos en la sociedad se hace más necesario incrementar las políticas de protección social y restablecer el subsidio de 426€ para todos los parados de larga duración, lo que conlleva la necesidad de incrementar las correspondientes partidas presupuestarias y, al mismo tiempo, recortar y racionalizar el gasto público en otras áreas, reducir los gastos militares, limitar las retribuciones de los cargos públicos, aumentar los tipos impositivos a las grandes fortunas y a la banca, eliminar las SICAV, perseguir de manera efectiva el fraude fiscal, la fuga de capitales a los paraísos fiscales (que deberían desaparecer), y establecer una tasa para las transacciones financieras especulativas.
Los candidatos de Los Verdes – Grupo Verde Europeo se comprometerán a impulsar, desde la eurocámara, la agricultura biológica y el mercado de productos naturales, así como la bioconstrucción y el reconocimiento de las medicinas naturales.
Desde la sincera voluntad de contribuir a la consecución de una verdadera justicia social y ambiental, Los Verdes – Grupo Verde hacemos público nuestro compromiso de impulsar una nueva transición democrática y un desarrollo sostenible, respetuoso con todas las formas de vida, que aleje la posibilidad de un colapso del sistema capitalista, de consecuencias dramáticas e indeseables, y nos acerque a una nueva sociedad del conocimiento que restituya la dignidad humana y la igualdad de oportunidades, en la que los ciudadanos ya no sean tratados como mercancías, o considerados súbditos, en la que tengamos garantizadas las necesidades básicas y podamos desarrollar nuestras capacidades con plena libertad.
Los Verdes – Grupo Verde suscribimos los objetivos consensuados en la Conferencia de Paris que reunió el pasado domingo 19 de enero a numerosos partidos ecosocialistas europeos:

·                    Reconstruir los servicios públicos, extenderlos promoviendo su gratuidad y defender los derechos sociales.
·                    Salir de la energía nuclear y del extractivismo, limitar radicalmente las energías productoras de gas con efecto invernadero.
·                    Prohibir la extracción de gas y aceite de esquisto y los grandes proyectos inútiles impuestos, proteger las tierras agrícolas y la soberanía alimentaria.
·                    Defender la biodiversidad.
·                    Rechazar el capitalismo verde, el mercado carbono y los mecanismos financieros.
·                    Desarrollar la autogestión, la economía social y solidaria, y emprender un amplio plan industrial a favor de las economías de energía y de las energías renovables.
·                    Relocalizar las producciones favoreciendo los circuitos cortos de producción y consumo.
·                    Instaurar protecciones y una tasa kilométrica en las fronteras.
·                    Acabar con el librecambio y la austeridad impuesta por la Troika, fundar nuestros intercambios comerciales en la cooperación.
·                    Rechazar el Gran Mercado Transatlántico (USA-UE).

Todo esto implica romper con la OTAN y los tratados europeos para devolverle al Pueblo su soberanía. Especialmente rechazamos el artículo 104 del Tratado de Maastricht y el 123 del Tratado de Lisboa que convierten al Banco Central Europeo en un instrumento al servicio de la banca privada y contrario a la soberanía de los Estados miembros de la UE. Nos fijamos como objetivo una verdadera revolución ciudadana en Europa.

La candidatura de Los Verdes – Grupo Verde al Parlamento Europeo del próximo 25 de mayo estará encabezada por Esteban Cabal, vicepresidente de la coalición Izquierda Unida – Los Verdes que concurrió a los comicios locales y autonómicos. Esteban Cabal es escritor y periodista, y en su última obra “Gobierno Mundial” denuncia el secuestro de la democracia y la soberanía popular por parte de los poderes fácticos financieros. Fue el primer concejal de Los Verdes en la Comunidad de Madrid y actualmente vive en Tarragona.

OFICINA DE PRENSA
LOS VERDES – GRUPO VERDE
Tel. 656897667
Internet: www.los-verdes.es

No hay comentarios: