lunes, 17 de febrero de 2014

Publicamos un comentario de Juan Costa sobre el articulo de Equo y Compromis que van juntos en las Europeas.

Hola :
Intento publicar un comentario en vuestro blog pero no lo consigo, lo puedes colgar tú mismo. Una vez más felicitaros por vuestro trabajo en Alcorcón.
Gracias y un saludo


A los queridos amigos de los Verdes Grupo Verde en Madrid les deseamos como siempre todo lo mejor. La maniobra de Equo resulta decepcionante por muchos motivos. En primer lugar para su propia militancia porque deja sin contenido las famosas primarias abiertas de Equo que tanto se han publicitado.
A los que desde otras formaciones verdes hemos visto siempre con sano escepticismo las peripecias de Equo, como a los Verdes Ecopacifistas, lo que nos hace es reflexionar sobre un aspecto fundamental :
Y es que nunca el movimiento verde español podrá avanzar sobre la base de sacrificar a los compañeros verdes de otras comunidades.
A los militantes de Equo les vendieron la moto explicando que si abandonaban y daban la espalda a los verdes catalanes, valencianos, mallorquines, etcétcera las cuentas saldrían redondas.
El razonamiento era en definitiva que vendiendo a los verdes en estas comunidades a (respectivamente) Iniciativa Catalunya Verds, Compromis e Iniciativa Verds no habría obstáculos para el crecimiento de los verdes en el resto de España. Pero la realidad es que una vez entregadas las plazas fuertes de los verdes en estas comunidades han ido cayendo como piezas de dominó el resto de comunidades ofrecidas al nacionalismo progresista local, o al ecosocialismo regional : en Canarias, Murcia, Ceuta, Galicia, y un largo etcétera que nunca se termina,  y finalmente ni siquiera en Madrid se respetará la "exclusiva" de Equo porque el asunto es que "Roma no paga a los traidores" como han podido comprobar los equosocialistas este último fin de semana. 
Tristeza, pena y verguenza.
Tristeza por los verdes de buena fé que haberlos haylos en Equo, pena porque haya todavía quien sea capaz de dejarse engañar por ese razonamienot falaz de abandonar, traicionar, sacrificar a los compañeros verdes al margen de la necesaria solidaridad entre nosotros, y verguenza porque los principios proclamados se modifican cuando el que manda da la palmada, domesticados los verdes dejan de serlo. Se convierten en mascotas amaestradas del amo de turno.
Mientras los que resistimos no olvidemos la solidaridad podremos decir que todavía somos lo que queremos ser : parte del movimiento verde español que sin enajenarse llegará a ver como se irán cumpliendo nuestros objetivos, en beneficio de todos. Un abrazo.
Juan Costa

No hay comentarios: