miércoles, 19 de febrero de 2014

Regule las emisiones electromagnéticas según el principio de precaución dictado por el Consejo de Europa. Con nuestra salud no se juega.

El Consejo de Europa en su Resolución 1815 de 2011 establece un límite de 0,1 μW/cm² (microwatios por centímetro cuadrado) [≅ 0.6 voltios por metro] en el interior de los hogares y propone reducir este umbral a 0,01 μW/cm²  [≅ 0.2 voltios por metro]  a medio plazo, todo atendiendo al principio de precaución. Lo explica en su Informe 12608. En dicho informe del Consejo se pueden ver los problemas de salud relacionados, que van desde dolores de cabeza hasta cáncer, ya que la OMS clasifica la radiación electromagnética como posible cancerígeno en humanos (categoría 2B).

La legislación española actual (Real Decreto 1066 de 2001) establece un límite de 61 voltios por metro que representa 10.000 veces por encima de estos límites, sin llegar a discernir entre exposición interior/exterior de los edificios o viviendas, así como tampoco contempla los efectos no térmicos y a largo plazo.
Muchísimos hogares españoles, próximos a antenas de telefonía móvil superan ampliamente los límites fijados por la resolución del Consejo de Europa y padecen problemas de salud relacionados con la radiación.
Las estadísticas del Observatorio Estadounidense de Contaminación Electromagnética hablan de un 10% de población afectada por electrosensibilidad. En Suecia, donde incluso se reconoce la electrosensibilidad como enfermedad, se manejan cifras similares. En España se cree que un número importante de estas personas puede estar siendo tratada de forma inadecuada. (Con diagnósticos psiquiátricos, fibromialgias, fatiga crónica, ...) Un gran desencadenante de esta patología ha sido la aparición de la Telefonía Móvil y al hilo de ésta, otras que utilizan el mismo tipo de Campos Electromagéticos (microondas): telefonos inalámbricos DECT y Wifi.
¿Por qué no se adapta ley a la resolución del Consejo de Europa?
¿Que intereses hay para no hacerlo y jugar con nuestra salud?
En España existe una Plataforma Estatal Contra la Contaminación Electromagnetica integrada por colectivos y asociaciones preocupadas por la incidencia negativa en la salud de la radiación electromagnética.

Hay que modificar la Ley ¡YA!.

No hay comentarios: